Artroscopia

Lunes, 15 Septiembre   

Método para visualizar el interior de las articulaciones. Tiempo insumido al paciente: entre 2 y 3 horas. Finalidad: la técnica permite evaluar el interior de las articulaciones, efectuar maniobras quirúrgicas dentro de ellas y realizar biopsias de los diferentes tejidos que la componen. También permite detectar ligamentos rotos y cartílagos erosionados, y evaluar resultados de tratamientos y progresión de afecciones.

Preparación previa: 12 horas de ayuno. Descripción de la prueba: luego de la anestesia local o general se efectúa una incisión mínima en la piel a la altura de la articulación, por donde se introduce una cánula por la que penetra el artroscopio. La técnica actual permite la deambulación casi inmediata, aunque con limitaciones al mínimo de esfuerzos con la articulación afectada.