La Vulvovaginitis

Lunes, 15 Septiembre   

La infección vulvovaginal es un proceso que se caracteriza por un aumento de la secreción vaginal denominado leucorrea. Tienen origen típicamente infeccioso, variando la presentación de la secreción en función del agente microbiano causal.
Las formas más comunes (40-50 %) consisten en una leucorrea blanco-grisácea maloliente y están asociadas a infecciones por Gardnerella. Otras formas se caracterizan por prurito, flujo blanquecino no maloliente en grumos, así cómo dolor e irritación vulvo-vaginal (Cándida ) ó en una leucorrea espumosa de color a amarillo verdoso y maloliente, sin prurito (Tricomonas).
Las leucorreas producidas por Tricomonas y Gardnerella son consideradas enfermedades de transmisión sexual.

Además de los cuadros leucorreicos de origen infeccioso, el climaterio y la menopausia también se asocian a una serie de modificaciones en la vagina que pueden desembocar en diversos tipos de molestias para la mujer, pudiendo citarse entre los más comunes la dispareunia (coito doloroso o intento frustrado de coito) y prurito vulvar, así cómo favorecer la aparición de infecciones.