Presion Arterial

Lunes, 15 Septiembre   

Generalmente, la normotensión (presión arterial normal) se define como menos de 130 mmHg para el valor sistólico (SBP) y menos de 85 mmHg para el valor diastólico (DBP). Cuanto más alta sea la presión arterial, más carga hay en los vasos sanguíneos y esto puede dañarlos. En el peor de los casos, en las paredes de los vasos sanguíneos pueden aparecer agujeros produciendo un sangrado interno. Cuando esto ocurre en el cerebro, se llama ataque cerebral.

Además, la hipertensión aumenta la carga de trabajo miocárdico de manera que el corazón debe trabajar más para mantener un flujo de sangre adecuado para el cuerpo. Esto causa la enfermedad cardíaca isquémica (IHD por sus siglas en inglés) como ataque cardíaco (infarto de miocardio) y angina. Las personas con hipertensión tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque cerebral.

A la inversa, también se sabe que aquellos con presión arterial normal tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca isquémica (infarto de miocardio y angina) y ataque cerebral. Así, puede concluirse que es sumamente importante mantener la presión arterial en un intervalo normal para prevenir estas ocurrencias.

Existe evidencia de que el virus de influenza A es resistente a Tamiflu, pero la información sobre los virus de influenza B ha sido limitada. Según los investigadores, los virus de la influenza B son la causa de los brotes de gripe anuales.


Tags: